Luli Fernández contó el problema que tuvo su hijo y enfrentó a quienes la criticaron: “Todas minas, resentidas”

A través de sus redes sociales, la modelo Luli Fernández quiso contarle a sus seguidores un mal momento que le toco vivir con su hijo Indalecio, de cinco años de edad, luego de que el menor tuviera un inconveniente en el jardín de infantes.

“Qué lindo ser mamá, pero esta nadie te la cuenta. Inda se convirtió en la actriz del exorcista y ahí estuvo mami Luli para resolverlo”, planteó la conductora a modo de introducción, con un poco de humor y en plan de reflexivo. ¿Les pasó? Qué asco, pero te apuesto que todas tenemos una anécdota similar. Te leo, sé que no estoy sola”, escribió la actriz en el video que publicó en su feed de Instagram, invitando a sus seguidores a que compartieran experiencias similares.

“Tiempos de crisis”, expresó para generar expectativa sobre lo que tenía para contarle a sus seguidores. “Contenido de valor para madres, padres, abuelas, tíos, tías o que haya una criatura en la familia”, continuó para, entonces sí, revelar el incidente en cuestión. “Yo no sabía que los seres humanos tenemos la capacidad de vomitar dormidos. Indalecio se sentía mal, lo tuve que ir a buscar al jardín y verdaderamente se sentía mal, porque es la primera vez desde que va al jardín que pide que lo vayamos a buscar”, agregó.

“Me dijeron en el jardín que les había pedido una colchonetita para tirarse a dormir”, continuó la modelo. “Fui a buscarlo, íbamos de la mano, él muy caído, me dijo que le dolía la panza, le dije que durmiera una siesta, le leí un cuento y se quedó dormido en mi cama”. Y entonces, ocurrió lo inesperado.

Luli Fernández y su hijo Indalecio
Luli Fernández y su hijo Indalecio

“A los 15 minutos, sobre el acolchado nuevo, vomitó mientras estaba dormido, o sea, lo despertó el vómito”, reconoció con cara de sorprendida y relató: “No había digerido nada de lo que había comido, era carne con tomate, lo recordaré por el resto de mi existencia”.

¿Te está dando asco? No todo es glamour, esta es la vida real”, le acotó Luli a sus seguidores y contó cuáles fueron los pasos a seguir. “Puse a lavar el acolchado como pude, vómito de por medio, nunca terminaba esta situación terrible y trágica”, sostuvo: “Voy a agarrar el celular para pedirle a alguien que me venga a socorrer y estaba vomitado también”, recordó, pero allí no había terminado el asunto.

Indalecio paró de vomitar, todo se calmó, termina el lavarropas, voy a sacar el acolchado, lo saqué y parecía batik, caían cascaritas de tomate, nunca vi una situación semejante”, admitió la conductora, que hace un tiempo viene procesando esta situación. “Desde que pasó la semana pasada, necesito exorcizarlo, contárselo a todo el mundo”, sostuvo explicando por qué filmó el video. Hoy Tere corrió toda la cama y abajo había vomito seco de la semana pasada, contra la pared”, insistió y concluyó: “Esta anécdota te ubica en tiempo y espacio de lo que es ser madre hoy”.

Luli Fernández
Luli Fernández y la reacción contra las críticas

A 24 horas de haber sido publicado, el audiovisual cosechó más de 500 mil reproducciones, casi siete mil me gusta y cientos de comentarios de sus seguidores. En un intercambio, la modelo contó el diagnóstico que había recibido Indalecio. “Nada grave. Ataque al hígado. Pasó con dieta sana y descanso”. Muchas mujeres se sintieron identificadas en sus roles de madres, como la modelo Cami Homs, se lo tomó con humor. “Jajaja, me muero Luli, te pasas, me hiciste reír mucho”. Pero también recibió mensajes agresivos, que no dejó pasar y expuso antes sus más de un millón de seguidores.

“¡Qué estupidez! Tengo 3 hijas, me ha pasado mil veces, es supernormal. ¿Tenés 40 años y te asombras por eso?”, le escribió una seguidora. “Tengo 36, mamá luchona. Sí, me asombro porque a mi hijo nunca le pasó”, admitió Fernández, y agregó: “Lo que sí me pasó a mí cuando me convertí en mamá es dejar de juzgar automáticamente a cualquier mamá. Se ve que vos con 3 todavía lo tenés que aprender. Todas hacemos lo mejor que podemos. Y de eso se trata la maternidad”, analizó.

No es hate, es sentido común…qué problemas, los tuyos”, apuntó otra usuaria, intentando minimizar el incidente. “Ni hate ni sentido común. Es falta de humor que es mucho peor. Denota infelicidad de quien lo expone. Triste. Pero no es asunto mío”, replicó la conductora, muy activa en sus respuestas.

En este contexto, una seguidora intentó defenderla. “No puedo creer qué duros algunos comentarios. Si Luli no te cae bien, no la sigas y punto. Soy madre y muchas veces no sabés para dónde disparar y más aún si es tu primer hijo”, expresó. Y también obtuvo la respuesta de la modelo. “Todas minas las que bardean. Resentidas, sin humor y con mucha necesidad de que lean esas opiniones tan importantes que tienen para dar que no les importan a nadie. Que Dios las ayude”, sentenció.


Sé el primero en comentar en"Luli Fernández contó el problema que tuvo su hijo y enfrentó a quienes la criticaron: “Todas minas, resentidas”"

Dejá un comentario

Tu dirección de Correo Electrónico no será compartida


*