La UE sanciona a Bielorrusia y lanza severa advertencia a Turquía

Los dirigentes de la UE dieron este viernes luz verde para sancionar a funcionarios de Bielorrusia, pero no al presidente Alexander Lukashenko, y lanzaron una firme advertencia a Turquía si persiste en las actividades de perforación en el Mediterráneo Oriental.

“Hemos decidido aplicar sanciones contra los responsables de la represión en Bielorrusia”, anunció el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en rueda de prensa conjunta con la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Con este acuerdo “somos creíbles”, insistió Michel al finalizar la primera jornada de esta cumbre dedicada a las relaciones internacionales y destinada a afirmar el papel de Europa como “potencia geopolítica”.

Estas sanciones, que serán “efectivas a partir del viernes”, congelan los activos en la UE de las personas concernidas, quienes también tendrán prohibido entrar en el territorio de la Unión. Aclaró que el presidente Lukashenko no figura en la lista, que no está cerrada.

“Si se complica, no nos abstendremos de poner a Lukashenko bajo sanciones”, advirtió por su lado el presidente francés, Emmanuel Macron. La UE no reconoce la “legitimidad democrática” de Lukashenko, ya que desconoce el resultado de las elecciones del 9 de agosto.

Estas sanciones afectan a unos 40 altos funcionarios bielorrusos acusados de represión contra la oposición o de falsificar el resultado de las elecciones presidenciales del 9 de agosto.

– Reciprocidad  –

En respuesta, la cancillería de Bielorrusia anunció el viernes la adopción de sanciones en represalia. Ante restricciones de visado a sus funcionarios, “la parte bielorrusa a partir de hoy [viernes] adopta una lista de sanciones en reciprocidad”, anunció en una nota oficial.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que “en general consideramos a las sanciones como una mala política” y en este caso opinó que se trata “más de una prueba de fragilidad que de fuerza”.

No obstante, el Kremlin consideró “positivo” que Lukashenko no haya sido incluido en la lista de sancionados.

Estas sanciones europeas llevaban varias semanas listas, pero debían ser aprobadas por unanimidad por los Estados miembros. Chipre se negaba a dar su visto bueno si la UE no enviaba primero un mensaje contundente a Turquía para que detuviera las actividades ilegales de perforación en el Mediterráneo.

Por eso, la jornada del jueves en la cumbre en Bruselas quedó centrada en el conflicto en el Mediterráneo Oriental, donde Turquía, Grecia y Chipre se disputan yacimientos de hidrocarburos.

Chipre exigía que la opción de las sanciones figurara en las conclusiones de la reunión sobre las relaciones entre la UE y Turquía.

– Amenazas de sanciones –

La UE adoptó un doble enfoque con respecto a Ankara con el compromiso de mejorar una serie de cooperaciones y reactivar la unión aduanera si Turquía detiene sus perforaciones en aguas del Mediterráneo Oriental, explicó Michel.

Por su lado, Von der Leyen adoptó un tono marcadamente más severo: “Si Ankara continúa con sus acciones ilegales, utilizaremos todos los instrumentos disponibles”, dijo, en referencia a posibles sanciones.

El Primer Ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, aprobó este viernes la firmeza mostrada por la UE, que “envió un claro mensaje de unidad, solidaridad y determinación”. “También dejó claro cuáles serían las consecuencias si Turquía continúa su comportamiento agresivo”, agregó.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, está invitado a “aprovechar esta oferta” y los líderes de la UE han acordado juzgar “antes de fin de año si se han registrado avances positivos”, anunció Michel.

La reacción de Turquía no se hizo esperar y su ministerio de Relaciones Exteriores salió este viernes a rechazar esas amenazas. “El uso continuo del lenguaje de las sanciones no es constructivo. La UE debe comprender ahora que no llegará a ninguna parte con ese discurso”, dijo en un comunicado.

– Tensión por Nagorno Karabaj –

Las tensiones con Ankara no se limitan al Mediterráneo. Los líderes europeos expresaron su preocupación por la escalada de las hostilidades en Nagorno Karabaj, escenario de combates entre armenios y azerbaiyanos, y condenaron cualquier “injerencia externa”, en una referencia implícita a Moscú y Ankara.

Macron dijo disponer de información sobre la presencia de “300 combatientes sirios de grupos yihadistas” en este territorio poblado en su mayoría por armenios y que proclamó su independencia de Azerbaiyán al final de la Unión Soviética.

Macron pidió “explicaciones” a Erdogan sobre la presencia de estos combatientes y llamó a la OTAN a “mirar de frente” las acciones de Turquía, un miembro de esa alianza militar.

Francia forma parte, junto con Rusia y Estados Unidos, del “grupo de Minsk” encargado de mediar en este conflicto.

burs-csg-jug-ahg/mar



FUENTE: INFOBAE NOTICIAS

Sé el primero en comentar en"La UE sanciona a Bielorrusia y lanza severa advertencia a Turquía"

Dejá un comentario

Tu dirección de Correo Electrónico no será compartida


*