Inestabilidad en el Atlántico: tras el huracán Nicholas, se formaron dos borrascas con potencial ciclónico

(Foto: EFE/Alonso Cupul)
(Foto: EFE/Alonso Cupul)
(EFEI0023/)

El Océano Atlántico continúa registrando una gran inestabilidad.

Además del huracán Nicholas, de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, surcan sus aguas dos borrascas que podrían convertirse en los próximos días en ciclones tropicales.

Así lo dio a conocer en un comunicado el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que mantiene en vigilancia la trayectoria y evolución de estos fenómenos que, al menos por el momento, se sitúan lejos del territorio mexicano.

Te dejamos a continuación la información más relevante de los sistemas que se desplazan este martes 14 de septiembre por el Atlántico.

Huracán Nicholas

En las primeras horas del día, el huracán Nicholas, de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, tocó tierra en Texas, EEUU. El fin de semana, el fenómeno pasó como una zona de baja presión sobre la Península de Yucatán y después, se adentró en el Golfo de México, donde se fortaleció a tormenta tropical.

Su trayectoria parecía clara desde el principio: Nicholas no impactaría a la República, sino que iría hacia EEUU. Sin embargo, avanzaría por el agua a poca distancia de México y en su camino azotaría a los estados del este. Así, dejó lluvias muy importantes en Tabasco, Campeche, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla y Tamaulipas. A pesar de su proximidad al litoral, no llegó a adentrarse en el territorio nacional y siguió su ruta hacia Texas.

En la noche del lunes 13 de septiembre, el sistema desafió los pronósticos y se convirtió en huracán. Alrededor de las 04:00 de la madrugada del martes se adentró en EEUU por el sur de Houston. Se debilita rápidamente y en las próximas horas, sus bandas nubosas causarán chubascos en Tamaulipas y Nuevo León.

Un niño juega en la costa ante la llegada de la tormenta tropical Nicholas en Galveston, Texas, Estados Unidos, 13 de septiembre de 2021 (Foto: REUTERS/Adrees Latif)
Un niño juega en la costa ante la llegada de la tormenta tropical Nicholas en Galveston, Texas, Estados Unidos, 13 de septiembre de 2021 (Foto: REUTERS/Adrees Latif) (ADREES LATIF/)

Borrasca frente a las costas africanas

Aún se encuentra muy lejos de México, pero el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) vigila atentamente la trayectoria del sistema, porque el pronóstico indica que podría cruzar el Atlántico y acercarse al Mar Caribe.

Esta zona de baja presión se ubica junto al litoral africano, a aproximadamente 7,490 kilómetros de Quintana Roo, México. Se mueve hacia el oeste, en dirección a América Central, a velocidad media. En las últimas horas se fortaleció y ahora presenta un 50% de probabilidades de convertirse en un ciclón tropical en un plazo de dos días. Esto ocurrirá cuando sus vientos máximos sostenidos alcancen velocidades de 65 km/h. Por el momento, baten a 30 km/h.

Todavía es muy pronto para confirmar si se acercará o no a la Península de Yucatán pero, habrá que estar pendientes de su ruta.

Borrasca al sureste de Las Bahamas

El segundo sistema que se intensificó en el Atlántico se localiza al sureste de las Bahamas, a unos 1,900 kilómetros de Quintana Roo. Registra vientos máximos sostenidos 25 kilómetros por hora, con rachas más intensas de 35 km/h. Se dirige hacia el noroeste, hacia la costa de EEUU, así que no representa peligro para el territorio mexicano.

Borrascas-lunes-Mexico-Oceano-Atlantico-Ciclon-tropical
(Foto: SMN/Conagua Clima)

Septiembre y octubre, los peores meses de la temporada

A través de un comunicado, el SMN recordó que septiembre y octubre son los meses más peligrosos de la temporada, al ser el período en el que se concentra un mayor número de eventos.

“En septiembre y octubre se da la transición de verano a otoño, y se presentan frentes fríos y masas de aire frío provenientes de Estados Unidos y Canadá. Al chocar con un ciclón tropical provocan que las trayectorias de estos se vuelvan erráticas, e incluso se estacionen por varios días, provocando daños severos a las poblaciones. En tanto, al chocar con las montañas de la Sierra Madre Oriental, los ciclones ocasionan fuertes escurrimientos, incremento de caudales en los ríos e inundaciones”.

En los últimos 50 años han golpeado a México 271 ciclones tropicales. De ese total, 171 entraron al territorio nacional desde el Océano Pacífico, mientras que 100 llegaron a través de las aguas del Atlántico.

La entidad que ha recibido un mayor número de impactos es Baja California Sur. En ese estado tocaron tierra 47 sistemas en las últimas cinco décadas -el último de ellos fue Olaf, que se adentró el jueves 9 de septiembre en Los Cabos-. Le siguen en la lista Veracruz, con 36; Sinaloa y Quintana Roo, ambos con 33; Tamaulipas, con 24; y Sonora, con 18.

“Esta alta incidencia de impactos de ciclones tropicales se debe a que México se ubica en el área de influencia de cuatro importantes áreas generadoras de dichos fenómenos: el Golfo de Tehuantepec, la Sonda de Campeche, el oriente del Mar Caribe y el Atlántico”.

Además, en ocasiones los ciclones que se originan en el noroeste de África atraviesan el Océano Atlántico rumbo al mar Caribe e impactan en las costas del este de México.

“Dentro de estos 50 años de intensa actividad ciclónica, sumando los sistemas del Pacífico Nororiental y el Atlántico, 2020 es el año en el que más ciclones tropicales se han formado, con 52, seguido por 2005, con 47 y 1978, con 42 sistemas”, agregó el SMN.

SEGUIR LEYENDO:

Sí se vacunará a un millón de menores entre 12 y 17 años: López Gatell

Regresa el Maratón de CDMX: fecha, ruta y todo lo que debes saber

Ya suman tres socavones en Ecatepec tras las intensas lluvias registradas en el municipio

Apoyos en Ecatepec para afectados por inundaciones: censo, colonias y todo lo que debes saber

Sé el primero en comentar en"Inestabilidad en el Atlántico: tras el huracán Nicholas, se formaron dos borrascas con potencial ciclónico"

Dejá un comentario

Tu dirección de Correo Electrónico no será compartida


*